Presa

Vista

Presa de los garridos

Pincha en las fotos para más información

UN RÍO SALVAJE EN EL CORAZÓN DE IBERIA

Desde Aragón, pasando por Castilla-La Mancha y desembocando en Valencia, el río Cabriel extiende su belleza y bravura sorteando toda suerte de obstáculos que halla en su camino. Vivo, fuerte y salvaje, describe uno de los itinerarios más hermosos de nuestra geografía. Corriente inexplorada de transparente apariencia y luminoso sonido.

El río Cabriel es de esos escasísimos cursos fluviales que por fortuna parecen olvidados por la civilización, desde su nacimiento hasta su desembocadura. Un retazo de naturaleza que, según la normativa establecida para la conservación del medio ambiente en la CEE, es una de las áreas más privilegiadas dentro del conjunto de toda Europa meridional.

El nacimiento del Cabriel se sitúa en los límites de la Serranía de Cuenca con los Montes Universales, muy cerca de las fuentes del Tajo. Pronto abandona tierras aragonesas para internarse en Castilla-La Mancha, y lo hace con espectacular belleza: pozas, remansos y rápidos se suceden por cañones calizos perdidos y paredes rocosas. Tierra de buitres, búhos reales, nutrias... Una geografía salvaje, todavía en el siglo XXI.

lA TEJERÍA

Siguiendo su curso Salvacañete es la única población que se instala en sus orillas en el curso alto. Población que se esfuerza en conservar este paraje lo más virgen posible, aprovechando estas aguas para regar su vega y disfrutar del deporte de la pesca, en su variedad de "sin muerte" . A sí mismo hay  pozos como la Peñuela, la Tejería, la Presa de los Garridos, el Pozo la Hiedra etc. para poder llevar a cabo unos baños que por la calidad de estas aguas son de lo más apetecibles.

  Por el desfiladero de Boniches, el río se hace al menos apto para conocerle en piragua. Por estas tierras no encontramos habitantes ni pueblos, ni signos del mundo exterior, tan sólo soledades y naturaleza. Por su margen izquierdo desemboca el Mesto en forma de cascada y más adelante lo hace el Vencheque, que viene de Villar del Humo. Por la carretera que se dirige desde esta población a Cardenete podemos asomarnos al río por caminos señalizados, como el de Cañadilla de Martín, donde miramos al río desde balcones pétreos de gran belleza.

Tras cruzar el ferrocarril Madrid-Valencia, y en menos de 5 km, el río desciende bruscamente en un caos de saltos, cuevas y pozas color turquesa hasta el pueblo de Enguídanos, donde se inicia el embalse de Contreras, que inundó en 1964 más de 30 km de abruptos valles del Cabriel medio. Desde la presa de este embalse el río sirve de límite entre las provincias de Cuenca, Albacete y Valencia. En la parte castellano manchega, se sitúa la Reserva Natural, creada a raíz de la gran polémica que se mantuvo por evitar que gran parte de toda esta belleza fuera saqueada, con el paso de la autovía Madrid-Valencia.

Mientras, el río recupera la corriente y discurre nuevamente por pinares y angosturas, serpentea entre paredes inaccesibles, bosques de pinos y vegetación mediterránea. Villatoya es una población albaceteña que se acerca al Cabriel y más adelante Casas del Río, en Valencia. En Cofrentes entrega sus aguas al Júcar, acabando el discurrir de unos de los cursos fluviales más bellos y salvajes del país.

Reserva Natural
Aguas abajo, de la presa de Contreras, en el curso medio del río, se sitúa la Reserva Natural de las Hoces del Cabriel, en la orilla castellano-manchega. Desde la presa un camino asfaltado conecta con el río. Internándonos por él llegamos al Centro de Interpretación, donde debemos aparcar el automóvil. Este lugar es el inicio de un recorrido a pie, durante unos tres kilómetros, que nos permite conocer un tramo de río de gran belleza en el que abundan numerosas especies botánicas de interés, pero sobre todo paisajes donde el cristalino río, con trechos de corrientes y remansos, asociado con la vegetación ribereña y los impresionantes cortados calizos, son los protagonistas indiscutibles.

Entre la riqueza ornitológica cabe destacar aves rapaces rupícolas (buitre leonado, águila real, búho real o halcón común) y otras ligadas al río y a la vegetación de la ribera (martín pescador, escribano soteño, ruiseñor común, oropéndola, etc.). Al término de esta pequeña ruta se sitúan los espectaculares Cuchillos de Contreras, una formación geológica que es imprescindible fotografiar.

 

OTROS APUNTES

El río CABRIEL tiene un total de cuatro tramos sin muerte, aunque tres de ellos son bastante cortos.

(Foto de la peraleja)


El primero abarca desde su entrada en la provincia hasta el puente de la carretera al Cañigral, aguas arriba del pueblo de Salvacañete. Se trata de una zona de difícil acceso, que se realiza principalmente a través de pistas forestales. El río tiene un carácter torrencial marcado, y en algunas zonas se seca en verano. La comida no es muy abundante. Aguas muy limpias y pesca difícil, pero las truchas son de gran calidad. Tiene una longitud de 10 Km El pueblo más próximo es Salvacañete, y la distancia a Cuenca se acerca a los 100 Km.

El siguiente tramo (yendo aguas abajo) comienza inmediatamente aguas abajo de la presa de Cristinas (límite inferior del coto del mismo nombre) y llega hasta el puente de Cristinas, con una longitud de unos 500 m. El pueblo

más próximo es Pajaroncillo. Los períodos de actividad, como en el resto del río Cabriel, pueden ser muy cortos, pero muy intensos. La comida es muy abundante. Es difícil vadear en la mayor parte del tramo, que tiene orillas muy marcadas con abundante carrizo en verano. El acceso es muy fácil, y tal vez por esto sufre el castigo del furtivismo. Está a unos 50 Km de Cuenca.
En los otros dos tramos sin muerte de este río el acceso es bastante difícil, teniendo que recorrer algunos kilómetros por pistas forestales en mal estado. Están situados respectivamente en los parajes denominados "Masegosillo" y "Puente del Haba", en el término municipal de Villar del Humo, y os recomiendo que vayáis con alguien que conozca bien los accesos. Estos dos tramos son furtiveados con demasiada frecuencia por pescadores locales y de la capital. La longitud respectiva de estos tramos es de 2 Km y 1,5 Km.